TENDAL FOTOGRÁFICO… en el Abrazo a la Puebla Vieja de Laredo

               100 fotografías, otras tantas pinzas de colores, varios metros de cuerda, 3 caballetes de pintura, mucha ilusión, amigos, compañeros de aventuras (-El Palenque-), por supuesto la Asociación Amigos del Patrimonio de Laredo –alma mater de este abrazo- y sobre todo un ABRAZO forjado por miles de manos entrelazadas alrededor de la Puebla Vieja de Laredo.

               Dicen que cada uno cuenta la feria según le ha ido y en esta gran fiesta de EL ABRAZO A LA PUEBLA VIEJA DE LAREDO a mí me toca hablar de la parte en que yo me impliqué.

               La idea de montar un tendal de fotografía con imágenes representativas de la Puebla Vieja de Laredo fue bien acogida desde el momento de su nacimiento.

               No es nada complejo y al comienzo de esta narración ya he contado sus ingredientes principales.

               Cuando amaneció ese 5 de diciembre de 2010, algunas cosas se ponían en contra de este proyecto: Despierto en estado febril – la gripe me acecha -, mis dolores vertebrales van en aumento – quizás la humedad del ambiente tenga algo que ver en ello – y para colmo hace mucho viento y se presagia una buena tormenta de agua.

               Llego a Laredo y la adversidad atmosférica se confirma. Junto a mi buen amigo Luís Sánchez afronto la primera hora de la mañana y al mal tiempo buena cara –mistela con orujo para mitigar los males-.

               Según está recogido en el esquema de la organización de EL ABRAZO A LA PUEBLA VIEJA, la ubicación del tendal es en la c/Espíritu Santo –mi calle favorita de Laredo-, es una ubicación perfecta, esplendida, bonita, genial…. Pero!!!!!! LLUEVE, EL VIENTO ESTÁ QUE RABIA Y MI ESPALDA QUEBRADA DEL TODO.

               Por fortuna mis compañeros de la Asociación Cultural Amigos del Último Desembarco del Emperador Carlos V – EL PALENQUE -, con actividades previstas en la misma ubicación, ya tienen todo previsto para que las fotografías no se mojen, no sean transportadas a otra galaxia por el viento y sobre todo yo pueda sentirme cómodo y no esforzarme en demasiado con esta quebradiza espalda. ¡MIL GRACIAS COMPAÑEROS! – ¿OS HE DICHO QUE OS QUIERO?.

               Se instala el tendal y con él las fotografías, pronto se suman otras personas como Alberto Losa, Inma y José “el del Portalón” que deposita también algunas imágenes en las cuerdas. ¡Ya tenemos una colada tendida muy bonita y nada que ver con otras de diario llenas de sábanas, calzoncillos y bragas…!. Hoy el tendal se ha lavado en color y también en blanco y negro.

               Llegan las primeras visitas, miran, comentan la original idea y aplauden cuando se enteran de que una vez finalizado los actos, aquellas fotografías que yo he depositado en tan singular colada SERÁN REGALADAS –ojo!, hablo tan sólo por aquellas de las que soy dueño, es decir las mías -.

               En su proceso de edición se introdujo una marca de agua al pie que decía: “ABRAZO A LA PUEBLA VIEJA DE LAREDO”. Y se hizo para que tras esta jornada pasaran a suponer un recuerdo de un acto de colaboración.

               Si partimos de la premisa de que un ABRAZO siempre es un gesto de generosidad fraternal, entonces no podía ser de otra manera que hacer extensible ese abrazo a través del pequeño grano de arena que a mí me correspondía. Regalar unas fotos económicamente no es costoso y sin embargo emocionalmente es muy positivo.

               Estoy encantado con la respuesta de todas las personas que pasaron por la C/ Espíritu Santo de Laredo y se pararon frente al tendal, por las que respetaron los actos programados y sobre todo por aquellas, que tras finalizar el evento, volvieron de nuevo hasta el “tendal de fotografías” para llevarse un recuerdo de este emotivo día en Laredo.

               Luego os podéis imaginar mi cuerpo de felicidad cuando al llegar a mi casa encuentro varios mail’s con aplausos por esta idea e incluso uno explicando que familiares que residen muy distante de Laredo, gracias a las fotos allí colgadas, van a poder disponer de un recuerdo en forma de papel sobre lo ocurrido en ese día 05 de diciembre de 2010 – seguramente sea un día para pasar a la historia pejina- a la mía ya ha pasado-.

               No soy Pejino, ni siquiera Cántabro; pero en los años que llevo en esta Costa Oriental de Cantabria me habéis acogido como tal y por lo tanto es mi obligación el involucrarme en los actos sociales –digo sociales, puesto que la política, ni la religión mi importan-.  Además mi familia aquí, sois vosotros, aquellos a los que os considero mis amigos (y no pocos).

               … Y voy acabando esta alocución con un anuncio que no es otro que el de madurar el proyecto artístico que ayer a alguno de vosotros ya os he contado a grandes rasgos y  que me gustaría inaugurar este verano y que fuera precisamente en esa calle Espíritu Santo.

               Un saludo; VIVA LAREDO, VIVA CANTABRIA… y por supuesto QUE VIVA MI REINO DE LEÓN!.

               Algunas fotografías de El Abrazo a la Puebla Vieja de Laredo; AQUÍ 

 

© Copyright: All rights are reserved – Derechos reservados.
Do not use, copy or edit any of my photographs without my permission.
No usar, copiar ni editar alguna de mis fotografías sin mi autorización.