El 1er. Delito de la Historia – EL PECADO ORIGINAL –

 

               Y todo comenzó porque a Dios se le ocurrió poner una norma e introducir un punto de discordia en el paraíso.

               En ese momento sucedió el primer delito de la historia de la humanidad. De esa humanidad que hasta entonces carecía de antecedentes, que no necesitaba controles para acceder a Instituciones, Aeropuertos, Estadios de Futbol, Institutos y un largo etc, que ahora sí.

               En la fotografía podemos ver a DIOS conversando con la Serpiente y dando las oportunas instrucciones para que con sutileza se llevara a cabo el COMPLOT.

               Mis preguntas son: ¿DIOS HA SIDO EL PRIMER FUNCIONARIO PÚBLICO DE LA HUMANIDAD?, Si la respuesta es positiva entonces ¿DIOS HA COMETIDO PREVARICACIÓN?, …, joder, tengo mis dudas, que venga uno de nuestros súper Jueces de la Audiencia Nacional y abra las oportunas Diligencias. Al fin al cabo intentar corregir el pasado incorregible es lo que ahora está de moda.

               EVA, yo te exculpo, tu comiste de la manzana, pero debemos preguntar a ADAN, cuánto comió él de LA SANDÍA…

 

© Copyright: All rights are reserved – Derechos reservados.
Do not use, copy or edit any of my photographs without my permission.
No usar, copiar ni editar alguna de mis fotografías sin mi autorización.

6 respuestas a “El 1er. Delito de la Historia – EL PECADO ORIGINAL –”

  1. Sigo convencido de que la culpa la tuvo Eva…. risto.
    Si no hubiese comido de la manzana… seguiríamos en pelota picada…. con el inconveniente de que estaríamos acostumbrados. Y adios al uso de la imaginación cuando nos cruzamos con una "Eva" por la calle, o cuando llegamos a casa y "nuestra Eva" nos regala un momento de insinuación y provocación. Porque lo mejor está ahí. ¿o no?
    La foto… genial, como todas.

  2. Sigo convencido de que la culpa la tuvo Eva…. risto.
    Y no importa "cuanta sandia habría saboreado Adán". Si no hubiese comido de la manzana… seguiríamos en pelota picada…. con el inconveniente de que estaríamos acostumbrados. Y adios al uso de la imaginación cuando nos cruzamos con una "Eva" por la calle, o cuando llegamos a casa y "nuestra Eva" nos regala un momento de insinuación y provocación. Porque lo mejor está ahí. ¿o no?
    La foto… genial, como todas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image