AZUL… El Peine de los Vientos, de E. Chillida al Mundo.

      

          Si hay un lugar en mi mundo conocido que me llene de energía, es sin duda alguna el Peine de los Vientos en la Playa donostiarra de la Ondarreta a pies del Monte Igueldo.

 

           Recuerdo mi primer contacto con el lugar, fue de las manos de Aran, la noche anterior me estuvo hablando del lugar con la efusividad que la caracterizaba cuando lo hacía de algo que realmente la había conquistado,  salimos de Andoain antes del amanecer para tener la oportunidad de sentarnos en aquellas rocas labradas por las manos del hombre y observar como el sol despuntaba en el horizonte, allá hacía la costa francesa, ver como los primeros reflejos naranjas se posicionaban sobre el agua y más tarde buscaban nuestra presencia, arañando en primer lugar las laderas del Monte Igueldo, luego entrelazándose entre los promontorios rocosos sobre los que emerge el metal depositado allí por el ingenio de Eduardo Chillida y por fin llegar a bañar nuestros rostros.

                                                              

           No puedo decir que fuera un ambiente silencioso, puesto que las bandadas de Gaviotas ya estaban jalentes y chillonas sobre nuestras cabezas, también estaba el rumor del agua al batirse fuertemente contra las rocas y por supuesto estaba ese sonido bramante, fuerte, mitad aire, mitad agua  proveniente de ese hoyo en el suelo, que parecía el espiráculo por el que ha de respirar el mundo; lo que sí puedo decir es que el ambiente me cautivo de tal manera que me imanto.

 

            Todo en el lugar me pareció energía y desde ese momento el Peine de los Vientos se ha convertido para mí en una gran batería de fuerza al que acudo cuando me noto apagado.

 

           Hoy quiero imaginarme AZUL este lugar y es que bastante gris está el día en el exterior en este largo invierno. Ni que decir tiene que a esta fotografía la he metido un baño de color, pero es que hoy lo quiero AZUL…

   

© Copyright: All rights are reserved – Derechos reservados.
Do not use, copy or edit any of my photographs without my permission.
No usar, copiar ni editar alguna de mis fotografías sin mi autorización.